tecnicaproble.jpg
titulosguia.gif
titulosestrobos.gif
tituloeslingap.gif
tituloeslingac.gif
titulosaccesorios.gif
titulosterminales.gif
titulocables.gif
criteriosover.gif
titulodesarrollo.gif
 

criteriosover.gif

 

 

Como primer paso se deberá observar, cada vez que sea posible,  todas las partes visibles del cable para detectar su deterioro y deformación en general. Hay que prestar atención particular, en aquellos puntos de cercanía entre el cable y el equipo así como cualquier sospecha sobre un cambio apreciable en la condición del cable.

Criterio de reemplazo

 

El uso seguro del cable se califica según el siguiente criterio:

(1)  Naturaleza y cantidad de alambres rotos.
(2)  Alambres rotos en terminales.
(3)  Alambres rotos localizados.
(4)  Incremento en la rotura de alambres rotos.
(5)  Rotura de torones.
(6)  Reducción del diámetro del cable como resultante del deterioro del alma.
(7)  Desgaste externo.
(8)  Disminución de la elasticidad.
(9)  Corrosión externa e interna.
(10) Deformación.
(11) Daño por calor o arco eléctrico.
(12) Rango de aumento por elongación.

 

Las inspecciones deberán considerar todos estos factores, reconociendo criterios en particular, sin embargo, el deterioro puede ser consecuencia  de una combinación de factores y acumulación de efectos. Todos estos deberán ser inspeccionados por personal competente, para  que decida su descarte o mantención en servicio.

 

Para todos estos casos, el inspector deberá investigar si el deterioro ha sido causado por efectos de uso; tras obtener la respuesta  deberá recomendar una acción para superar el o los defecto antes de poner un nuevo cable.
 
Naturaleza y cantidad de alambres rotos
Para el caso del cable de 6 a 8 torones, las roturas de alambres ocurren principalmente en la superficie externa. Esto no es aplicable a los cables que tienen capas de torones (de construcción típica multi-torón) en donde la mayor parte de las roturas de alambre suceden internamente y por lo tanto son fracturas no visibles.
 
Al establecer criterios de rechazo para los cables de resistencia-rotación, las consideraciones se basan en la construcción del cable, tiempo del servicio y forma en que se está usando. Los antecedentes por la cantidad de alambres rotos visibles permitirán aumentar el criterio de rechazo.
 
Se deberá atender particularmente en caso de cualquier área que muestre sequedad y falta de lubricación.
 

(1) Alambres de relleno (filler): No están considerados para soportar cargas, por lo tanto, están excluidos de esta inspección.  En cables con más de una capa de torones, hay que considerar solamente los torones externos visibles.  En cables con alma de acero deberán observarse internamente.
 
(2) El número visible de alambres rotos, no debe exceder lo indicado en la tabla de la norma. Si la categoría del cable lo iguala o excede, deberá descartarse.
 
(3) Un alambre roto puede tener dos puntas visibles.
 
Alambres rotos en terminales

Uno o más alambres rotos adyacentes a un terminal,  son indicadores de concentración de vibración o por causa de una  incorrecta posición del Terminal.  Si se logra determinar la causa de la rotura, es posible cambiar la posición del terminal,  siempre y cuando el nuevo largo permita su uso. Si no es posible determinar la causa de la rotura, el cable deberá eliminarse.
 
Alambres rotos localizados
Si la rotura de alambres se encuentra muy cercana, se debe a  una localización grupal, por lo que éste cable deberá ser desechado. Si el grupo de roturas ocurre en un largo menor a 6 o se concentra en un sólo torón, será prudente desechar el cable, aún cuando la cantidad de alambre roto sea inferior al máximo indicado.
 
Incremento en la rotura de alambres
En las aplicaciones donde la causa predominante del deterioro es la fatiga,  el comienzo de la rotura sucederá en un cierto período de uso, pero el número de roturas irá aumentando progresivamente en intervalos cortos.
 
En estos casos, se recomienda aumentar la frecuencia de inspección y mantener un registro del incremento de alambres rotos, con el fin de aplicar la tabla con el número de alambres rotos permitidos.
 
Rotura de torones
Si ocurre una rotura de torón, el cable deberá ser desechado.
 
Reducción del diámetro del cable como resultante del deterioro del alma
En este caso, la causa podría ser:
 
(1) Desgaste interno.
(2) Desgaste interno causado por  fricción entre los torones y los alambres del cable,  en  especial si está expuesto    a flexiones.
(3) Deterioro del alma de fibra.
(4) Rotura del alma de acero.
(5) Rotura interna en construcciones multi-torones (resistentes  a la rotación).
 
Si estos factores causan una disminución del diámetro del cable (mediciones a 90º) al 3% del diámetro nominal, para los cables resistentes a la rotación o un 10% para otros cables, éstos deberán ser desechados, aun cuando no tengan roturas de alambre visibles.

 

NOTA: Los cables nuevos pueden tener un diámetro real mayor que el nominal, por lo que el desgaste permitido se considerará respecto a ese diámetro real.
 
Un deterioro pequeño no será apreciable en una inspección,  particularmente cuando el cable está tensado y todos sus torones equilibrados. Sin embargo, ésta sospecha de deterioro interno deberá ser verificada mediante procedimientos de inspección interna (ensayos no destructivos).  Si se confirma el deterioro, el cable deberá ser reemplazado.
 
Desgaste externo
La abrasión en las coronas de los alambres exteriores de un torón del cable,  es la resultante del contacto por roce bajo tensión en los canales de las poleas y/o tambores.  Esta condición es particularmente evidente en caso que los cables se mueven en el punto de contacto de la polea, o cuando las cargas comienzan a acelerar o desacelerar mostrando un desgaste plano en los alambres exteriores.
 
El desgaste es provocado por una lubricación incorrecta o también por la presencia de polvo o arenilla. Este reduce la resistencia del cable por reducción del área metálica del cable. Cuando el desgaste externo del diámetro real del cable ha disminuido en un 7% o más del diámetro nominal,  el cable debe ser desechado aunque no tenga alambres rotos visibles.

 

Disminución de elasticidad
Bajo algunas circunstancias, generalmente asociadas al ambiente del trabajo, un cable podría llegar a tener una disminución sustancial de elasticidad, por lo que no sería de uso seguro.

La disminución de la elasticidad es difícil de detectar (en caso  de dudas del inspector, éste deberá conseguir asesoría de un especialista en cables), no obstante se puede asociar con lo siguiente:
 
(1) Reducción del diámetro del cable.
(2) Elongación del largo del paso del cable.
(3) Pérdida del claro entre torones (gap), causada por la compresión de las partes   componentes (unas contra otras).
(4) Aparición de polvo fino café rojizo entre los torones.
(5) Aunque las roturas de alambre no sean visibles, estas sí muestran rigidez en su uso, por lo que el cable presentará una reducción de su diámetro original producto del desgaste de los alambres individuales. Esta condición  puede llevar a una falla abrupta bajo carga dinámica, lo que  justificará el desecho inmediato del cable.
 
Corrosión externa e interna

La corrosión ocurre particularmente en lugares industriales contaminados y  bahías,  lo que no solamente disminuye su resistencia a la ruptura por reducción del área metálica del cable, sino que además acelera la producción de fatiga, originando una superficie irregular por donde comenzará la quebradura de los alambres del cable. Una corrosión severa puede hacer disminuir la elasticidad del cable
 
Corrosión externa:

Esta puede ser detectada visualmente.

corrosionexterna.jpg

 

Corrosión interna:

Esta condición es más difícil de detectar que la corrosión externa,  pero sí es posible reconocer lo siguiente:

corrosioninterna.jpg

 

(1) Variación en el diámetro del cable en posiciones en la cual éste está doblado alrededor de una polea  normalmente se presenta una reducción del diámetro.  Sin embargo en cables que se mantienen estacionarios es frecuente encontrar un aumento en el diámetro del cable producto de la formación de óxido bajo la capa de torones externos.

 

(2) Pérdida del claro (gap) entre los torones externos del cable, combinado frecuentemente con la ruptura de alambres entre torones. Si se sospecha de una corrosión interna del cable,  éste deberá someterse a una inspección. Si se confirma la corrosión interna del cable,  esta será causal justificada para desecharlo.

 

Deformación
Una  distorsión  visible  de la formación original del cable se llama “deformación”, la cual crea un desequilibrio en la distribución de tensión entre los torones del cable.

 

De acuerdo al aspecto de la deformación,  se pueden clasificar en:
 
Ondulación
La ondulación es la deformación donde el eje longitudinal del cable toma la forma de espiral o hélice.   No se producirá necesariamente una disminución en la fuerza del cable,  sin embargo si esta deformación es severa,  podría transmitir pulsaciones que resulten en una conducción irregular del cable.  Después del uso prolongado del cable,  los alambres se desgastarán con su consecuente quiebre. Con deformación severa el cable debe ser cambiado.

ondulacion.jpg
 
Distorsión en cesto (basket)

Esta distorsión generalmente ocurre en cables con alma de acero, en donde la capa externa de los torones ha cambiado de posición, o cuando la capa externa  llega a ser más larga que la interna.  Esta condición se presenta como resultado de una carga abrupta (tirón) en un cable en reposo.

distorsioncesto.jpg
 
En caso de deformación en cesto (basket), éste deberá ser reemplazado.
 

Salida del torón

Esta característica del cable está frecuentemente asociada a  la deformación en cesto donde el desequilibrio del cable está dado por la salida del alma.
 
Una salida del torón  justifica el reemplazo el cable.

salidadetoron.jpg
 
Salida del alambre

En esta condición, algunos alambres o grupos de alambres se levantan formando nudos al lado opuesto de su apoyo en la ranura de la polea. 

 

Esta situación se presenta generalmente como resultado de una carga brusca (tirón).

 

Si la deformación es severa, el cable deberá ser reemplazado.
salidadealambre.jpg


Aumento local del diámetro del cable

Puede ocurrir un aumento en el diámetro del cable en cuyo caso afectará la longitud del cable.  Esta condición generalmente se relaciona con una distorsión del alma (en ciertos ambientes, el alma de fibra puede engrosarse por efecto de la humedad), lo que genera como consecuencia  un desequilibrio en los torones externos, los cuales quedan deformados.

 

La gravedad de esta situación justificará el reemplazo del cable.

aumentodiametro.jpg
 
Partes aplanadas

Las partes aplanadas ocurren como el resultado de un daño mecánico; si es severo, se justifica el reemplazo del cable.
partesaplanadas.jpg


Torceduras  o nudos

Una coca (loop) o nudo es una deformación creada en el cable producto de la creación de una rotación sobre su propio eje (torque).  Se produce un desequilibrio en el largo del paso, el cual produce excesivo desgaste, en cuyos casos más severos el cable estará tan deformado que disminuirá su resistencia.

 

Una coca (loop) o nudo en el cable justifica su reemplazo.

torcedura1.jpg
 
Dobleces
Los dobleces son una deformación angular causada por efectos externos.

 

Esta condición justifica su reemplazo.

dobleces.jpg

 
Logos

Camino el Milagro 455 ● Maipú - Santiago, Chile ● Tel: (56-2) 2565 8110 ● Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla